Necesitamos voluntarios ¡QUIERO UNIRME!

Karlien

Con sólo 9 años Karlien empezó a dar clases de Yoga como actividad extraescolar y la práctica la ha acompañado de forma intermitente durante toda su vida. De alguna forma, cree que siempre fue su «salvavidas», eso a lo que aferrarte cuando la vida te pone a prueba, cuando te falta el aire.

Karlien es de Bélgica y allí  los 21 son una edad importante, como una iniciación a la vida adulta. Su madre le ofreció hacerle un regalo a la altura; podía pedirle cualquier cosa y Karlien le pidió un viaje a India. Ese primer viaje a India las cautivó a ambas y su madre no ha faltado ni un solo año desde entonces, hace ahora 14 años.  La madre de Karlien se ha involucrado en India en todo tipo de proyectos solidarios y ha sido ella su inspiración, la persona que le  abrió los ojos a otras realidades y de alguna forma le ha contagiado su lema «Nadie puede cambiar el mundo, pero todo el mundo puede hacer algo«.

Esos fueron los ingredientes que llevaron a Karlien a formarse como profesora de yoga y a unirse a Yoga Sin Fronteras.

En Noviembre 2010 Karlien se va a la isla de Lesbos a llevar el yoga a las personas refugiadas que malviven en la isla.

Karlien Voluntaria YSF